Cortinas de enrollar de PVC, otro gran producto de Barbieri

Las clásicas cortinas de enrollar de PVC siguen siendo la mejor respuesta a una amplia gama de requerimientos de diseño, de obra y a la hora de pensar en la seguridad de cualquier espacio, combinando belleza, ahorro energético y durabilidad.

Son una barrera aislante irreemplazable de temperatura, colaborando eficazmente con el ahorro energético en climas fríos y de mucho calor. Son fabricadas con PVC ecológico, sin plomo, virgen y aditivos especiales que le otorgan excepcional resistencia a la luz ultravioleta. No necesitan mantenimiento, son livianas e incombustibles y sus diferentes tipos de tablillas permite su adaptación a los espacios más reducidos.

Mañana te mostraremos nuestra amplia gama de herrajes para cortinas de enrollar, incluyendo la línea prémium de herrajes galvanizados.

NOTA

Salven las persianas

Las clásicas enrollables de madera detienen el calor, y no hay blackout ni cortina que las reemplace
Las persianas están en peligro de extinción. Después de haber servido durante décadas para detener el sol que puja por entrar por las ventanas todos los veranos, los constructores argentinos decidieron olvidar las persianas para siempre en nombre de la modernidad. La prueba de semejante ninguneo histórico y funcional se puede ver en casi todos los edificios nuevos. Desde departamentos de lujo hasta monoambientes con entrepisos (pomposamente llamados estudios), pasando por los más modernos lofts, se olvidaron de la protección solar (ni que hablar de las oficinas).

La funcionalidad de las viejas y queridas persianas está probada desde hace siglos. Y la eficiencia de las entrañables cortinas de enrollar tiene décadas de testeo. Los primeros rastros de su existencia se pueden encontrar en edificios de principios del siglo XX. En Barcelona, por ejemplo, la famosa casa Milá de Antonio Gaudí tiene persianas enrollables en sus deformadas ventanas. Y la Casa Rústica (1930) del arquitecto Giuseppe Terragni en Milán, también. 
Nadie sabe a ciencia cierta cuándo se inventó la cortina de enrollar ni dónde. Lo que está claro es que es una creación de la temprana modernidad, el producto de la técnica puesta al servicio del confort. Ese prodigio de la sombra que acompañó tantas siestas veraniegas, tiene muchas ventajas extra, como proteger a las carpinterías de las inclemencias del tiempo o generar una cámara de aire que amortigua el sonido de la calle. Además hay cortinas de enrollar de distinto tipo, como las proyectantes que, además de enrollarse, forman una especie de toldito delante de la ventana. O las famosas cortinas tipo barrio, una persiana enrollable inventada por un uruguayo que funciona como una cortina veneciana exterior. 
En los 70, las barrio se convirtieron en el símbolo del ascenso social de la clase media. En los 90, llegaron los motores eléctricos para terminar con el esfuerzo de levantar esas enormes cortinas del living. Más tarde aparecieron las persianas exteriores de aluminio y chau al mantenimiento. Todo iba sobre rieles y hasta que de repente ¡zas! Nos olvidamos de las persianas porque somos más modernos que nunca.
Más que una cuestión de modas, esta muerte prematura de las persianas es fruto de una combinación de desinterés, ignorancia y avaricia inmobiliaria. Los protagonistas de la nueva fiebre constructora que se extiende por Buenos Aires, y buena parte del país, decidieron que el control solar quedara en manos de los futuros usuarios. “Si es un problema de ellos, que lo arreglen ellos”, habrán dicho. El tema es que, una vez terminado un edificio, la gente no tiene muchas opciones. Si los rayos solares generan mucho calor, podrán comprar un aire acondicionado bien grande. Si la luz de la mañana los despierta temprano, podrán colocar cortinas pesadas o un blackout. Pero ninguna de las dos soluciones funciona tan bien como parece y los constructores deberían saberlo.
Para empezar, si no se para el sol antes de llegar al vidrio, ese amable rayito que nos entibia en invierno, en el verano puede convertirse en un suplicio. Por una extraña razón de la física, la luz puede atravesar el vidrio una sola vez. Después de hacerlo, cambia su longitud de onda y rebota sobre el cristal repetidamente. Es decir: cuando entra a un ambiente, ya no sale y el resultado es que calienta todo lo que toca. A ese extraño fenómeno se lo llama “efecto invernadero”… ¡Sí! El mismo que está recalentando al Planeta. 
Con el efecto invernadero trabajando todo el día dentro de tu dormitorio, te empezás a acostumbrar a dormir con el aire acondicionado encendido. Si te salvás del resfrío de verano, te mata la cuenta de luz. Para no hablar de tu responsabilidad ambiental vulnerada por consumo excesivo de energía eléctrica. Caliente por las noches o resfriado durante el día, el problema del sol que entra a raudales por los ventanales de tu loft te parece un problema menor. Pero resulta que las cortinas de blackout que te recomendó la mujer de tu amigo no son tan buenas y la luz que se cuela por las rendijas no te deja dormir a la mañana. Un día vas a lo de tu tía que vive en un departamento de 1956, te ponés a jugar con la persiana de enrollar y escuchas que te dice: “Dejá eso nene que va a entrar el calor, yo tengo las persianas bajas para mantener fresca la casa”. Empezaste a conocer la modernidad.

Para ver el artículo completo en este enlace

Enhanced by Zemanta

4 pensamientos en “Cortinas de enrollar de PVC, otro gran producto de Barbieri

  1. Que increíble reflexión. Verdaderamente las construcciones modernas son sólo inversiones y ni les importan cómo van a vivir los futuros ocupantes.
    Un saludo y a seguir difundiendo

  2. Me encantaria saber que me recomiendan.tengo cortinas de enrollar de PVC en todas mis ventanas.Me sugirieron ir cambiandolas por las mismas de enrollar pero en aluminio.Me atemoriza el costo de las mismas que aun no lo se.Me podrian desaznar en cuanto a calidad y precios? Desde ya muy agradecida

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s