PILARES DE LA EMPRESA 2012

Cada año elegimos un pilar de AD Barbieri SA entre todos los integrantes del equipo. Este año son dos los elegidos.

Francisco Maidana: pilar de Barbieri 2012 fundamentalmente por su bondad sobre todas las cosas, su compromiso, su tenacidad, su perseverancia, su predisposición, su entrega, por sus 35 años ininterrupidos de entrega…por estar siempre.

Francisco Pedrazzi: pilar de Barbieri 2012 por su trabajo, por su dedicación, su compromiso, por la prestigiosa forma en que representa nuestra empresa en el mercado de la construcción, por su destacado rol como presidente del Incose, por su capacidad técnica y capacidad organizativa en favor de todos, por su colaboración, por su entrega y sensibilidad hacia cada uno y todo el equipo.

11_enero

FRANCISCO MAIDANA

¿Hace cuánto tiempo integra Barbieri?

“Hace 35 años que trabajo en Barbieri.”

¿Cómo llegó a la empresa?

“Mi hermano trabajaba en la empresa. Un día me dijo que necesitaban a alguien, y me trajo. Eso fue en el año 1977.”

¿Cómo se compone su familia?

“Estoy separado. Tengo 2 hijas y un hijo, se llaman Gisela, Mariela y el varón Ariel .”

¿Tiene alguna anécdota para compartir?

“Después de tantos años, hay varias anécdotas. Ahora no recuerdo ninguna. Lo que si siempre tengo presente es que, tuve 4 operaciones y mis compañeros se acordaban siempre de mi, me llamaban por teléfono, yo no esperaba eso.”

¿Cómo Pilar de la empresa ¿Cuál es el mensaje que quisiera transmitirle a sus compañeros?

“Lo importante es cumplir con la empresa, trabajar mucho…trabajar. Cuidarse mucho, evitar los accidentes, cuidar a los compañeros y a la fábrica. Eso es todo lo que tengo para decirles.”

 FRANCISCO PEDRAZZI

¿Hace cuánto tiempo integra Barbieri?

“Ingresé a Barbieri en Abril de 2001, asi que en Abril próximo cumpliré 12 años en la empresa.”

¿Cómo llegó a la empresa?

“Durante 10 años antes de ingresar en Barbieri, me desempeñé como Jefe de Marketing de la Unidad de Negocio Construcción, Agro y Vial de Siderar. Esto motivó un contacto permanente con Walter y con Julio Barbieri, ya que compartíamos los mismos objetivos: promover el uso de la construcción en seco y del Steel framing. Cuando me desvinculé de Siderar en el 2001, Julio y Walter me convocaron para trabajar en Barbieri. Creo que fue parte del proceso de profesionalización de la empresa, que había comenzado hacía poco tiempo.”

¿Cómo se compone su familia?

“Mi esposa Cecilia es directora de una escuela primaria del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Tenemos tres hijos: Ángeles que es abogada, está casada con Joaquín. Ellos  viven en San Juan y nos acaban de dar una nietita de tres meses: Catalina. Luego vienen Lucas que es arquitecto y Juan Francisco que es licenciado en ciencias políticas. Me olvidaba de Toto, nuestro perro raza calle.”

¿Tiene alguna anécdota para compartir?

“En estos momentos recuerdo una: cuando en la crisis del 2002 salimos a buscar clientes en el exterior, ya que el mercado interno era virtualmente inexistente, el primer viaje que hicimos con Walter fue a diversos países de América Central. Comenzamos por Panamá, con una lista de potenciales clientes y una valija con algunas muestras y folletos.

Nosotros no conocíamos la idiosincrasia de los panameños, si eran formales o no, así que el primer día salimos del hotel de traje y corbata y nos enfrentamos a 35 grados y 80% de humedad. Nuestro primer cliente, un corralón de materiales de construcción nos recibió en una oficina de madera a la que había que acceder por una escalerita tipo marinera. Poco apropiado para el traje formal.

Obviamente al día siguiente nos vestimos más livianito. Fue una gira agotadora, ya que recorrimos 7 países en dos semanas, pero muy fructífera, ya que al poco tiempo ya estábamos exportando y escuchando nuevamente el ruido de las conformadoras en el galpón de Máximo Paz.”

Cómo Pilar de la empresa ¿Cuál es el mensaje que quisiera transmitirle a sus compañeros?

“Siempre dije, y sigo sosteniendo que Barbieri no es una empresa común. Yo trabajé tanto en empresas familiares como en multinacionales, y puedo afirmar que la cultura empresaria de Barbieri es única. Y creo que debemos trabajar todos para mantener esa cultura , esos valores que distinguen a Barbieri y que además, estoy convencido, la hacen una empresa exitosa.

Es lo que nos hace venir todos los días a trabajar con ganas, con buen ánimo y enfrentar los problemas y dificultades, que obviamente existen, con la certeza de que, trabajando en equipo, vamos a encontrar las soluciones a todos esos problemas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s