Placas de PVC para cielorrasos expuestos a la acción del viento

Te mostramos una nota técnica sobre el PVC de nuestro Gerente de Marketing y Nuevos Proyectos, y presidente del INCOSE, el Ingeniero Francisco Pedrazzi.

El PVC es uno de los materiales de mayor crecimiento en el mercado de la construcción. El mejoramiento de sus propiedades de resistencia mecánica y a los rayos ultravioletas, junto con otras no menos importantes como la resistencia a la propagación de la llama, han abierto su utilización a un abanico de posibilidades anteriormente vedadas.

Dentro de los usos recientemente desarrollados se encuentran los revestimientos de paredes y cielorrasos exteriores realizados con placas celulares de PVC. En estas placas, el PVC es extruído a través de  matrices que le confieren la forma de tablas de anchos variables –en el mercado argentino las más comunes son de 150 y 200 mm- y diferentes espesores totales. La sección, en forma de celdas cerradas -en definitiva dos láminas superior e inferior unidas por nervios perpendiculares- le confiere a esta presentación una excelente resistencia mecánica a la flexión.

Obviamente, esta solicitación de flexión es generalmente provocada por la presión o succión del viento en las construcciones donde se puede utilizar el producto. La resistencia global del sistema de cielorraso ante esta carga depende de diferentes factores: por un lado la sección de la placa de PVC en sí: espesor de nervios y láminas, la separación de la mismas (espesor total de la placa), las características de resistencia intrínseca del material componente y también de la forma de vinculación de estas tablillas a la estructura principal.

Es importante tener en cuenta que las placas con espesores totales menores a 10 mm, de reciente aparición en el mercado, han sido concebidas para revestimiento de paredes, dado que la separación entre sus láminas les otorga un momento de inercia que no es el adecuado para resistir eficientemente las presiones de viento, a menos que se las vincule a una estructura resistente pensada para esta condición, que seguramente resultará poco conveniente desde el punto de vista del costo. Así, un ahorro en el peso de la placa de PVC llevará a la necesidad de aumentar la densidad –y por lo tanto el peso- de la estructura resistente, con la consecuencia obtener en definitiva un resultado más costoso.

Otra consideración importante será tener en cuenta la Dureza SHORE del material que es un índice de la resistencia a los eventuales impactos, y que no deberá ser inferior a 78, junto con el punto de ablandamiento VICAT, que no deberá ser inferior a 71 °C para asegurar un comportamiento correcto ante las temperaturas habituales en zonas cálidas.

Una evaluación cuidadosa del tipo de producto –sus características intrínsecas y dimensionales- y la estructura de soporte adecuada se impone a la hora de determinar qué tipo de tablilla de PVC es la más adecuada para un cielorraso expuesto a la acción del viento, teniendo en cuenta además las posibles acciones localizadas debido a cambios de pendiente, esquinas, ángulos y todo elemento de la cubierta que provoque vórtices en el flujo del aire.

4 pensamientos en “Placas de PVC para cielorrasos expuestos a la acción del viento

    • Buen día Carlos, comentarte que ya tenemos filmados los videos instructivos de PVC, y actualmente están en proceso de edición. Esperamos en las próximas semanas publicarlos. En nuestro blog y redes sociales, nos haremos eco de este estreno. Un saludo y gracias por contactar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s